viernes, 29 de julio de 2016

La cafetería maloliente


Esta estilosa cafetería fue inaugurada a finales de los 80 con un gran éxito hasta finales de los 90. Tenía unas fabulosas vistas y una amplia carta de batidos y helados que gustaban a la gente. Con el paso del tiempo, se hicieron notar fallos en su estructura, además de complicaciones en las redes de saneamiento y abastecimiento. Finalmente fue cerrada en el año 2009 al caducar su concesión.
Ahora su interior es un horno. El sol pega constantemente en sus ventanales, por lo que la visita fue realmente acalorada y maloliente debido a restos de comida putrefacta y un pasadísimo tarro de lomos de bacalao. Acercarse ya a diez metros de ese tarro fue tarea complicada.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario