martes, 14 de junio de 2016

La casita azul


De camino a otro destino, se cruzó esta pequeña casa, que vista desde fuera no es que llamara mucho la atención pero al adentrarse fue toda una sorpresa. Además de su antigüedad, la casa estaba apenas intacta. Ojeando algún periódico del 85 que por allí se encontraba, se deduce que la vivienda fue habitada más o menos hasta ese año y tras la marcha de sus dueños quedó en desuso. Tiene tres pisos, el bajo, que seguramente fuera la antigua cuadra para los animales, lo usaban como bodega y espacio para guardar cosas. El piso principal, con dos habitaciones, dos luminosas galerías, una cocina, un baño y un elegante salón. Y el piso superior usado como fallado. Lo más destacable de la casa es el salón, con vidrieras de colores en lo alto de las puertas y ventanas, tapizados azules, logradas molduras en el techo de madera, una lámpara de araña.. aunque quizás se echan en falta los cuadros en las paredes, quien sabe porque ya no estaban..

























No hay comentarios:

Publicar un comentario